Reorganización instalaciones

Dado que el tubo es bastante grueso, un diámetro de 25mm para cables que miden unos 8 o 9 mm, y a la rigidez conseguida con la cabeza de ambos sin aumentar demasiado el grosor, a que no tiene ninguna curva demasiado pronunciada y a que aun siendo flexible, el cable de manguerita no lo es demasiado conseguimos pasarlo sin tener que usar el pasacables.
Traslado instalaciones
La cuestión de la flexibilidad es relativa. Muy posiblemente un cable de cobre de una sola alma (es decir de un solo hilo) pasase por el tubo, pero los seis cables que configurarían las dos líneas no. Así mismo si usamos cable de múltiples almas (muchos hilos similar al que se usa en los aparatos eléctricos para conectarlos al enchufe) no hubiéramos conseguido pasarlo tampoco, pues al ser demasiado flexible tiende a arrugarse cuando lo empujas en lugar de avanzar. Este cable es flexible, pero el aislante antihumedad le da una mayor rigidez.

El siguiente paso consiste en introducir el tubo en la caja de automáticos, naturalmente con los correspondientes cables, cosa que podíamos haber hecho antes de pasar el cable pero que nos habría dificultado este paso, al crear una cerrada curva, de hecho la ventaja de poder trabajar con el tubo libre, o semilibre, en ocasiones no es desdeñable, aunque no sea una forma de trabajo muy ortodoxa.
Traslado instalaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies