Un país en ruinas por el caos de la construcción: Consecuencias

Ya hemos parado la construcción. El gobierno, el anterior gobierno, paró la construcción. Quisiera o no, voluntaria o involuntariamente, eso nunca lo sabremos pues evidentemente no van a reconocer con la estamos que lo han hecho adrede. Pero el caso es que paró la construcción.
Y las consecuencias las vemos día a día en nuestras calles, pues como ya comenté en 2004 en un foro, uno de los muchos que entonces había dedicados a reclamar el parón de la burbuja inmobiliaria, a la construcción siguió la economía.
ruinas7
Pues a la caída de las promotoras inmobiliarias les han seguido muchas de sus empresas auxiliares y así vieron reducidas su facturación fabricantes de ladrillos, de baldosas, de tuberías, de material eléctrico,… de tantos y tantos proveedores, mientras los bancos se cargaban de pisos, en su mayoría a medio construir y de terrenos, conforme estas empresa impagaban sus créditos.
Y muchos ayuntamientos que habían basado sus esperanzas de crecimiento, sus nuevas infraestructuras sus nuevas calles,… a este crecimiento urbanístico han visto como además de caer sus ingresos también muchas de estas se quedaban a medias.
ruinas
Y si esto puede ser malo con calles nuevas, peor es cuando estas infraestructuras que han quedado a medias son infraestructuras sanitarias:
ruinas2
Infraestructuras sanitarias, que no se terminaron ni se mantienen, pero que lamentablemente se usan.
ruinas3

One comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies